Saltar al contenido

Cómo elegir un cortacésped

¿Quieres hacer reducir la altura del césped de tu jardín? ¿Quieres que tus amigos, familiares o vecinos digan «¡que césped más bonito y cuidado tienes!». Necesitas un cortacésped: en este artículo aprenderás a escoger correctamente tu nuevo modelo de máquina para cortar tu césped.

Cómo elegir un cortacésped

¿Qué es y para qué sirve un cortacésped?

Es un aparato motorizado de corte utilizado en el mundo de la jardinería. Sirve obviamente, como su nombre indica, para cortar a una misma altura el césped o la hierba de tu jardín.

Partes y componentes de un cortacésped

  • El motor: puede ser térmico, eléctrico o inalámbrico.
  • El chasis: es la cubierta que protege el motor y puede ser de plástico, aluminio o acero inoxidable.
  • El depósito recogedor: depende del modelo, puede haber o no. Cada máquina tiene un tipo diferente: según capacidad (mesurada en litros) y de diferente material (textil o en formato carcasa).
  • El arranque: puedes encontrar modelos con botón electrónico para encender la máquina o con tirador manual de cuerda
  • El manillar: donde se dirige o empuja la máquina. O bien puede ser regulable o no en altura, o bien puede ser plegable o no para que poder almacenar de forma compacta la máquina.
  • La tracción: o bien es un cortacésped propulsado (la persona empuja la máquina), o bien es autopropulsado (la persona solo dirige la máquina porque la ya trabaja sola), o bien es autónoma (la máquina ya trabaja de forma programada y libre).
  • La expulsión: dónde sale la hierba recién cortada. O bien puede ser lateral o bien trasera.
  • Las cuchillas: lo que corta. La gran mayoría de modelos tienen un corte helicoidal (como si fuera un helicóptero). Hay que ir afilándolas y limpiando.
  • Las ruedas: normalmente en un cortacésped solo puedes ir hacia adelante o hacia atrás. En los modelos más avanzados puedes disponer de ruedas de giro que traccionan.
  • El regulador de altura: te permite definir la altura de corte de tu máquina.
  • El mushing o acolchado: se recogen los residuos del corte. La hierba se tritura y luego se expulsa en forma de mantillo.
  • Inmovilizador de cuchilla: algunos modelos permiten bloquear la cuchilla en el caso de que te encuentres un objeto accidentalmente.
  • La velocidad variable de avance: en los modelos más premium puedes regular las marchas para trabajar más rápidamente.
  • El sistema de limpieza de cuchillas: se conecta una manguera de agua y las cuchillas se limpian solas.
  • Sistema anti vibración: hay máquinas que incorporan esta funcionalidad para que sean más resistentes y durables durante más años.
  • Monitor de horas: para seguir el mantenimiento técnico a rajatabla. Te mide a las horas de trabajo.

Cómo funciona un cortacésped

  1. Se monta la máquina y se pone en marcha. Lo aprenderás a hacer en este artículo.
  2. Analizamos cómo está la hierba o césped de nuestro terreno.
  3. Encendemos la máquina, como es obvio, y nos ponemos a trabajar.
  4. Cuando se acaba el trabajo se para la máquina y se limpian las cuchillas
  5. Realizar el mantenimiento técnico de la máquina.
  6. Se almacena la máquina

Tipos de cortacéspedes

En el mercado puedes encontrar tres tipos de máquinas para cortar el césped.

Cortacéspedes según gama

Hay muchas marcas que los comercializan, pero se categorizan por tres gamas:

  • Cortacéspedes de gama doméstica: los más económicos, para principiantes.
  • Cortacéspedes de gama semiprofesional: con la mejor relación calidad – precio.
  • Cortacéspedes de gama alta profesional: las máquinas con mejores prestaciones técnicas.

Cortacéspedes según motorización

Así se clasifican los motores para aparatos de cortar césped:

  • Cortacéspedes de gasolina: los más vendidos. Se alimentan con un motor térmico de cuatro tiempos que mueve la máquina. Son potentes e ideales para un uso continuo. Los puedes encontrar desde la gama doméstica hasta la profesional.
  • Cortacéspedes de batería: son ideales si no necesitas tanta potencia. Son inalámbricos, más silenciosos y adecuados si tienes que usar la máquina esporádicamente. ¿Quieres una máquina ligera de cortar césped? Apuesta por un cortacésped de batería.
  • Cortacéspedes eléctricos enchufables: son máquinas que funcionan permanentemente conectadas a la corriente eléctrica. Son silenciosas, poco portátiles e ideales para espacios reducidos.
  • Cortacéspedes manuales: la persona es el motor. Son los más económicos, pero consumirás más energía propia.
  • Cortacéspedes con motor hidráulico o diésel: es habitual encontrarlos en tractores agrícolas. Son máquinas de grandes dimensiones.

Cortacéspedes según la funcionalidad

Hay cuatro tipos de cortacésped según el formato y su función:

  • Cortacéspedes propulsado o autopropulsado: los más utilizados y habituales.
  • Robots cortacésped: máquinas de cortar el césped que trabajan de forma autónoma.
  • Tractores cortacésped: aquellos tractores de grandes dimensiones, habituales en campos de fútbol. Sirven para cortar césped en grandes extensiones de terreno.
  • Cortacésped desbrozadora: n tipo de cortacésped que sirve para terreno abandonados donde hay mucha hierba alta y va perfecta para limpiar rápidamente

Criterios y aspectos para escoger un cortacésped de forma correcta

Estas son las preguntas que debes hacerte a la hora de comprar un cortacésped. Si estás pensando en comprártelo es imprescindible que las respondas: no fallarás en tu elección.

  1. ¿Cómo es el terreno donde vas a trabajar? Medidas, si es llano o abrupto, hay obstáculos.
  2. ¿Qué altura tiene la hierba o césped que hay plantado? Se mide en milímetros.
  3. ¿Qué ancho de trabajo necesitas? Según las horas que quieras dedicarle a cortar el césped, más anchura de trabajo.
  4. ¿Cuántas cuchillas de repuesto necesitas? Las cuchillas helicoidales necesitan un mantenimiento. Hay que mimarlas: tienes que ir afilando y limpiándolas. Te recomendamos que compres varias cuchillas para su fácil su sustitución.
  5. ¿Qué fuente de energía tienes disponible? Ten en cuenta o bien si vas a poder conectar la máquina a la corriente eléctrica, o bien si puedes cargar la batería fácilmente, o bien si dispones de un depósito o zona de abastecimiento de combustible de fácil acceso. Evitarás muchos dolores de cabeza.
  6. ¿Qué autonomía de energía tiene la máquina? Depende de la motorización y el espacio a trabajar. Por ejemplo, un cortacésped de batería tendrá menor autonomía que un eléctrico o de gasolina
  7. ¿Qué nivel de mantenimiento técnico necesita la máquina? Un motor de gasolina requiere más mantenimiento que uno de eléctrico. ¿No sabes el nivel de cuidado? No te preocupes: en este artículo te enseñaremos a cómo debes cuidar tu máquina.
  8. ¿Cuál es tu capacidad física? Utiliza el sentido común: adáptate a las condiciones de trabajo, porque tiene que ser cómodo.
  9. ¿La marca tiene accesorios o recambios compatibles? Apuesta siempre por marcas de cortacéspedes que te ofrece un amplio catálogo de recambios.

¿Con qué herramientas complementarías el trabajo de un cortacésped?

De acuerdo: con un cortacésped puedo tener bonito un jardín con un precioso césped cortado. No obstante, puedes pulir tu trabajo con estos aparatos:

  • Una desbrozadora recortabordes: te irá perfecta para esos sitios de difícil acceso donde una máquina cortacésped no puede llegar.
  • Un escarificador: esta máquina te permitirá airear el césped de tu jardín, permitiéndole la entrada de más nutrientes. Sobretodo hay que utilizarlo para preparar el terreno.

Esperamos haberte ayudado en la elección. Ahora ya puedes entrar en nuestro apartado de cortacéspedes para hacerte con el tuyo con total conocimiento. ¡Acertarás seguro!