Saltar al contenido

Cómo afilar una broca

¿Cuantas brocas o barrenas que ni cortan ni perforan tienes olvidadas en tu cajón de herramientas? ¿Compras brocas cada vez que perforas? Te proponemos una solución: afílalas como un auténtico profesional. ¡Ha llegado el afilador!

Afilar una broca con amoladora de banco

Se trata del método tradicional para afilar brocas: un proceso que requiere práctica, pero muy sencillo.

Pasos a seguir:

El objetivo es eliminar la zona dañada que ya no perfora.

  1. Acerca la broca de punta a la amoladora hasta dejarla plana.
  2. Hay que enfriar la broca a medida que se calienta para no quemarnos.

Hay que inclinar el ángulo unos 60º alternando ambos lados de la broca para obtener el mismo angulo en ambas caras y que quede la punta centrada.

Rebaja la cara opuesta a la de corte para que la de corte quede ligeramente superior a ella y así pueda cortar cuando perforemos.

¿Necesitas una amoladora de banco?

Afilar una broca manualmente

¿Quieres dejar la punta afilada de forma manual? Con estos afiladores manuales lo harás de forma barata y sencilla.

Solamente tendrás que apoyar y deslizar la punta por el disco de la amoladora.

3- Afilar una broca automáticamente

¿Ninguna broca te ha quedado perfecta? Utiliza un afilador de brocas automático: ¡es sencillísimo? Solo tienes que introducir la broca y ella te dará el ángulo óptimo.